Así fue

Luis G. Urbina (1868-1934) fue un poeta y periodista mexicano nacido en el Distrito Federal, que destacó durante el primer tercio del siglo XX.

En su legado se citan obras tales como “El teatro nacional”, “La literatura mexicana durante la guerra de la Independencia”, “La vida literaria de México”, “Ingenuas”, “Puestas de sol”, “Lámparas en agonía”, “El poema de Mariel”, “El corazón juglar” y “Cancionero de la noche serena”.

En su obra se caracteriza por una gran calidez en la expresión de amor y desengaño, representando una esmerado estilo, calidad estética y constante empeño de unidad y coherencia. Muestra de ello es el siguiente poema.

 

Así fue

Lo sentí; no fue una
separación, sino un desgarramiento;
quedó atónita el alma, y sin ninguna
luz, se durmió en la sombra el pensamiento.

Así fue; como un gran golpe de viento
en la serenidad del aire. Ufano,
en la noche tremenda,
llevaba yo en la mano
una antorcha con que alumbraba la senda,
y que de pronto se apagó: la oscura
acechanza del mal y el destino
extinguió así la llama y mi locura.

Vi un árbol a la orilla del camino,
y me senté a llorar mi desventura.
Así fue, caminante
que me contemplas con mirada absorta
y curioso semblante.

Yo estoy cansado, sigue tú adelante;
mi pena es muy vulgar y no te importa.
Amé, sufrí, gocé, sentí el divino
soplo de la ilusión y la locura;
tuve la antorcha, la apagó el destino,
y me senté a llorar mi desventura
a la sombra de un árbol del camino.

Luis G. Urbina

 

urbina_luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s