Homenaje a Germán Dehesa.

Hablar de Germán Dehesa es hablar de una persona simplemente genial. Era  un gran historiador, sabia historia de una manera copiosa como también conversaba de fútbol, tenia gran conocimiento de política y comprendía como pocos la actualidad de la sociedad mexicana.

Sabia de todo un poco, pero ese no era su mayor merito, se le apreciaba por su manera de ser, una actitud que se plasmaba en sus escritos, actividad que realizaba a diario para, por ejemplo, el periódico Reforma. También escribió algunos libros muy interesantes para todo publico.

Hasta el momento parece que estoy hablando de un columnista de periódicos como cualquier otro, pero Germán se distinguía de los demás por un recurso que solo los grandes genios saben explotar en su máxima expresión, la risa. Germán Dehesa te hacia reír, solo con un pequeño comentario, en muchas ocasiones irónico, era un humor que te hacia pensar y reflexionar, pero esencialmente te hacia pasar un buen rato. Si leías por la mañana su columna diaria en el periódico, iniciabas el día con una gran sonrisa.

Cabe mencionar que esta habilidad no se consigue de un momento a otro, es todo un proceso, que se entrena conforme lees, y Germán leía como si no hubiera un mañana. Su amplia cultura general era plasmada en su ironía que generaba de alguna manera una risa sincera.

Germán fue un puma de la UNAM en todo su ser, antes de cualquier cosa el era puma.

Hace poco veía una platica TED que dejare aquí como referencia, en la que se habla de la importancia de una buena conversación, y de como tu nivel de liderazgo se plasma al mantener una conversación con alguien, acción que no cualquiera puede desarrollar por el alto grado de empatía, respeto, paciencia, conocimiento y otros requisitos que se necesitan entre los interlocutores para que esta acción se lleve a cabo. Nunca tuve la fortuna de conversar con Germán, pero los que si lo hicieron platican que ante todo, el era un gran conversador, y al terminar sus conversaciones siempre habías adquirido ya sea un nuevo conocimiento sobre un tema determinado, una excelente anécdota de Germán o ya de menos una experiencia que le platicaras a todos cuantos te encuentres a lo largo de tu vida.

Me toco conocer a Germán hacia el final de su vida por el ya lejano 2010 gracias al programa “Los capitanes” de la cadena ESPN ya que en ese entonces seguía el programa, pero debo decir, que estoy sumamente agradecido, ya que con su ejemplo comprendes mejor la importancia de la cultura en la sociedad, las tradiciones, la familia como algo natural en su infinita humanidad con todo y las situaciones que la rodean, el amor por tus raíces y por la actividad que desarrollas,  la necesidad de una prensa critica y una sociedad informada, entre muchas otras cosas mas, debo decir que aunque no tuve el gusto de conocerlo en persona, lo considero un gran maestro.

 Ahora Germán ya no esta entre nosotros, pero prevalece su legado, un legado que vale la pena preservar y difundir por generaciones.

Como muchas otras cosas hizo colaboraciones con la revista indigo, en donde hablaba de uno de sus más grandes placeres, la lectura. Paso una capsula de sus participaciones en esta revista:

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s